viernes, 15 de julio de 2011

Asocaciones libres

Anoche soñé que compraba un terreno en medio de la nada en el monte, con una casa y un río.
En el sueño, me preguntaba cómo iba a hacer para viajar a distintos lugares para
cumplir con mis obligaciones laborales.
De día me pregunto, qué indica el sueño.
De qué quiero escaparme? De donde vivo? De esta suceción incansable de acontecimientos
que requieren arreglo y respuesta?
Del no reconocerme en ciertas prácticas y espacios?
De cierta gente que no quiero cruzar?
A qué quiero acercarme? A una vida calma, serena, simple, sin vecinos, con pájaros y zorros?
A una vida de viento, tierra y agua?
O era acaso el terreno que compraba anoche un espacio mental que debo cuidar y proteger nuevamente?
Un espacio abierto para las ideas y sensaciones, una cabeza distinta a la cual poder volver
despues de la  inmersión cotidiana en el mundo revuelto del trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada